1. Inicio
  2. >
  3. > Noticias
  4. > Mejora la biodiversidad con bulbos de verano

Mejora la biodiversidad con bulbos de verano

La temporada de jardinería representa el crecimiento y la floración de muchas flores. Pero las flores no están solo para disfrutarlas: también son importantes para los insectos.

Extra

Las flores le dan un toque ornamental precioso a tu jardín. Es todo un deleite ver todo un mar multicolor de flores. Pero aunque nosotros disfrutemos de ellas, los insectos, como las abejas y las mariposas, las necesitan para vivir. Concretamente, el polen y el néctar son su alimento. Así que planta muchas más flores en tu jardín. Los bulbos de verano dan muchísimas flores de las que no te cansarás en ningún momento.

Bulbos de verano

Los bulbos de verano son auténticos campeones a la hora de dar muchas flores y de aportar polen y néctar. Los mejores bulbos para ellos son las liátrides (Liatris), el gladiolo de Abisinia (Gladiolus callianthus), las crocosmias y las dalias de corazón abierto. Con el zumbido de abejas y el aleteo de mariposas, disfrutaréis a lo grande en el jardín tanto tú como los insectos.

Variedad

Al igual que las personas, no todas las abejas y mariposas se alimentan de lo mismo. Asegúrate de que haya alimentación variada en forma de néctar y polen en tu jardín. Para ella planta una amplia variedad de plantas con diferentes periodos de floración. Los bulbos de verano son una buena adición para la diversidad. Así te asegurarás de que haya alimento en tu jardín durante todo el año.

Dalias

La dalia es un bulbo de verano que aporta alimento a insectos durante un periodo de tiempo considerablemente largo. Todo ello se debe a que no dejan de florecer hasta las primeras heladas, así que hasta bien entrado el otoño. Las dalias crean nuevos botones cuando retiras las flores marchitas. ¿Hay una flor marchita? Entonces retíralas para que den una nueva flor preciosa y, por supuesto, alimento nuevo.

Equilibrio

La biodiversidad no es nada más que la diversidad de seres vivos. Sin plancton, no hay peces; sin árboles, no hay monos; y sin flores, no hay abejas. Las diferentes especies animales y vegetales forman un equilibrio entre sí. Juntas forman una naturaleza viva y productiva. Las personas podemos contribuir a la mejora de la biodiversidad comenzando nada menos que en el jardín. ¿Te apuntas tú también?

Dahlia-013_aangepast.png Liatris-007_aangepast.png

Liatris-011_aangepast.png 243545_aangepast.png

 

Compartir esta página:
To Noticias