1. Inicio
  2. >
  3. > Noticias
  4. > «Montón» es la palabra clave para un jardín de flores de bulbo espectacular

«Montón» es la palabra clave para un jardín de flores de bulbo espectacular

¿Quieres disfrutar lo antes posible de un jardín agradable, aromático y colorido en primavera? ¡Entonces planta bulbos de flor en otoño! Coge un montón y plántalos por todas partes. Así crearás un jardín de bulbos de flor que podrás disfrutar al máximo.

Trabajo de antemano

La primavera aún queda muy lejos, pero para conseguir color en el jardín a principios de primavera, hay que plantar bulbos en otoño. Planta muchos para crear una auténtica explosión de colores. El mejor momento para plantarlos es entre mediados de septiembre y mediados de diciembre. Sabrás exactamente cuándo; cuando la temperatura baje de los 10 grados. En cualquier caso, procura que estén bajo tierra antes de las primeras heladas.

Biodiversidad

Los bulbos de flor aportan color al jardín en el momento en el que más se necesita. Los insectos, como las abejas y las mariposas, necesitan néctar y polen para sobrevivir, pero a principios de primavera no hay casi. Al plantar bulbos de primavera, te asegurarás de que haya más flores. A partir de enero ya empieza a haber néctar y polen gracias a las flores tempranas. 

Lugares en el jardín

Los bulbos de flor no son muy exigentes con el lugar donde los coloques, aunque a la mayoría les gusta un poco de sol. Consulta el envase para determinar dónde florecen mejor los bulbos en el jardín. Plántalos debajo de árboles, entre arbustos y plantas perennes, en arriates o, incluso, en el césped. La palabra clave aquí es «montón». Cuantos más bulbos plantes, más efecto tendrá su plantación. 

Personal

Los bulbos de flor primaverales ofrecen una gama de posibilidades. Sus diferentes formas, colores y alturas hacen que se puedan combinar de manera prácticamente ilimitada. ¿Vas a elegir tranquilidad y unidad plantando un solo color o especie, o prefieres una explosión de colores con una mezcla llamativa? Elige lo que más te haga feliz, así disfrutarás al máximo de tu mezcla personalizada.

Selección

Los bulbos de flor más conocidos son los tulipanes (Tulipa), los narcisos (Narcissus) y los jacintos (Hyacinthus). Pero la lista es mucho más larga: hay un montón de especies de las que elegir. Por ejemplo, jacintos de uva (Muscari), crocos (Crocus), campanillas de invierno (Galanthus), ajos ornamentales (Allium), ipheion (Ipheion), corona imperial (Fritillaria imperialis) y muchos más.

Look

Una vez hayas escogido el bulbo de flor y sepas dónde quieres colocarlos, es hora de plantarlos. ¿Quieres un look más natural? Mezcla diferentes especies en un cubo o en una cesta y espárcelos casualmente. Donde caigan los bulbos es donde los has de plantar. ¿Quieres plantarlos en grupos? Entonces cava un hoyo grande. ¿Prefieres plantarlos individualmente? Entonces cava múltiples hoyos.

Plántalos de la siguiente manera:

  1. Cava un hoyo para un grupo de bulbos de flor u hoyos individuales para numerosos bulbos de flor. El tamaño del bulbo determina la profundidad en la que lo tienes que plantar. Los bulbos de flor grandes (5 centímetros o más) hay que plantarlos a una profundidad de 15 centímetros y los pequeños (2,5 - 5 centímetros) entre 7 y 10 centímetros de profundidad.
  2. Elimina las malas hierbas y piedrecitas, y mezcla después un poco de tierra del jardín en el suelo para mejorar el drenaje.
  3. Coloca suavemente los bulbos de flor en sus hoyos respectivos, con la punta hacia arriba. No presiones los bulbos de flor demasiado ya que podrías dañarlos. Los bulbos de flor grandes necesitan una distancia entre ellos de entre 7 y 20 centímetros y los pequeños de entre 3 y 7 centímetros.
  4. Cubre los bulbos de flor con la tierra excavada.
  5. Si la tierra está seca, riégala con un poco de agua.

248021_aangepast.png 248031_aangepast.png

248053_aangepast.png 248045_aangepast.png

248072_aangepast.png 248091_aangepast.png

 

Compartir esta página:
To Noticias