1. Inicio
  2. >
  3. > Noticias
  4. > Tu propio jardín de corte

Tu propio jardín de corte

¿Prefieres cortar tus propias flores para hacer un precioso ramo? Un jardín de corte propio con bulbos de verano es la solución.

Jardines aptos

En realidad todos los jardines son aptos para convertirlos en uno de corte. El tamaño no es importante, ya que las flores de corte crecen en cualquier sitio; ya sea en una huerta, un jardín urbano, en una casa de campo o incluso en un balcón o terraza. El único requisito es que haya sitio para plantar, como un trozo de tierra o una maceta, y suficiente sol para que las flores de corte puedan florecer.

210143.jpg  210152.jpg

¿Por qué bulbos de verano?

Los bulbos de verano son perfectos para un jardín de corte porque no necesitan un año para alcanzar su plena madurez y florecen rápida y abundantemente en su primer verano. Con una buena mezcla de bulbos de verano podrás recoger flores desde junio hasta finales de octubre. No está nada mal, ¿verdad? Y, por último, los bulbos de verano dan flores con las formas, tamaños y colores más bonitos.

Elegir

La mayoría de los bulbos de verano son aptos para un jardín de corte. Puedes hacer, por ejemplo, una combinación de tus colores favoritos. Las dalias son las flores de corte más apreciadas, ya que este bulbo de verano da flores grandes y sigue dándolas hasta que vienen las primeras heladas. También puedes decantarte por gladiolos, calas, azucenas y crocosmias. Cada una de ellas increíblemente bellas.

219045.jpg  221289.jpg

Plantar y cortar

¿Qué hay que hacer exactamente antes de poder recolectar las flores tranquilamente? Lo que tienes que hacer antes de todo es comprar los bulbos con los colores más bonitos y de las especies más únicas. Para esto puedes ir a centros de jardinería, tiendas de bricolaje y tiendas online. Luego sólo tienes que plantar y después de un par de semanas...¡a cortar!

  1. Los bulbos de verano hay que plantarlos en primavera, cuando ya no hay posibilidad de que haya heladas. Los mejores meses son abril y mayo.
  2. Los bulbos crecen mejor al sol, así que colócalos en un sitio donde puedan disfrutar al máximo de él. Ten en cuenta también la altura de la planta. Los bulbos de verano de tallo largo quedan mejor en la parte de atrás y los de tallo más corto en la parte de adelante.
  3. Trabaja el suelo con un rastrillo hasta que quede aireado y elimina las malas hierbas y piedrecitas.
  4. Planta los bulbos de verano en la tierra con cuidado, a una profundidad igual a dos veces la altura del bulbo. Las únicas excepciones son los tubérculos de dalia. Estos se suelen plantar justo debajo de la superficie, ya que necesitan el calor de la luz del sol para crecer.
  5. Los bulbos de verano, además de crecer en el suelo, también crecen bien en macetas y tiestos en la terraza o el balcón. Plántalos en una maceta o un tiesto grande con agujeros en la base y con suficiente tierra para crecer.
  6. Una vez plantados los bulbos de verano, riégalos ligeramente; esto les ayudará a crecer.
  7. Riégalos durante su floración si se seca la tierra. Cuando hace mucho calor, es mejor regar los bulbos de verano por la tarde.
Compartir esta página:
To Noticias