1. Inicio
  2. >
  3. > Noticias
  4. > Bulbos de verano y plantas perennes, la combinación perfecta

Bulbos de verano y plantas perennes, la combinación perfecta

Los bulbos de verano combinan de manera perfecta con plantas perennes en arriates. Proporcionan ese acento extra, a veces incluso exótico, a tu jardín.

Un sinfín de combinaciones

Coloca bulbos de verano entre plantas perennes largas y cortas, o entre plantas perennes que pierden sus flores a principios del verano. El óxalis púrpura (Oxalis), por ejemplo, crece hermosamente entre plantas de tallo alto. Una buena combinación también es césped con gladiolos de abisinia (Callianthus murielae) o dalias. Las azucenas también van bien con el césped. Las hay en todos los colores, así que siempre encontrarás a la candidata perfecta. Y así tienes un sinfín de combinaciones. La Dalia, el gladiolo (Gladiolus), el Eucomis, la caña de indias (Canna) y la cala (Zantedeschia); todos ellos se sienten muy bien entre plantas perennes. ¡Y le aportan hermosos colores a tu jardín!

223511_aangepast b.jpg 212737_aangepast b.jpg 223537_aangepast b.jpg

La popular Crocosmia

La crocosmia, también conocida como Montbretia, es un bulbo de verano decorativa con flores medianamente grandes y colores llamativos que florecen del mismo tallo unas encima de las otras. Los colores más comunes son el rojo, el naranja y el amarillo. Los pequeños tubérculos pueden permanecer bajo tierra durante años y se naturalizan como ningunas. Gracias a sus brillantes colores y largo periodo de floración (de julio a septiembre), la crocosmia se ha convertido en una flor muy popular estos últimos años. Combina muy bien con un número de plantas perennes, como los helenium, la verbena y las kniphofia. También va bien con otros tipos de bulbos de verano como la azucena (Lilium), la dalia y la caña de indias (Canna).

223524_aangepast b.jpg 29854_aangepast b.jpg 223512_aangepast b.jpg

Lugares soleados

Los bulbos viven cómodamente en cualquier sitio, incluso en suelos pobres. Esto es porque los nutrientes necesarios están almacenados en el bulbo de flor. Intenta plantar los bulbos en un lugar soleado, ya que así crecerán más fuertes y esparcirán un perfume que se vuelve incluso más agradable con el calor del verano. Plántalos de manera aleatoria entre la hierba para un efecto natural. Los bulbos de verano también pueden llenar huecos vacíos en los arriates. Si calculas bien los distintos periodos de floración y las diferentes alturas, disfrutarás de un jardín repleto de flores hermosas desde junio hasta octubre.

221264_aangepast b.jpg 223280_aangepast b.jpg 223518_aangepast b.jpg

Cómo plantar y cuidar de bulbos de verano

Planta bulbos de verano en abril o mayo en el jardín, cuando la posibilidad de que hiele por lo noches ya no exista. Plántalos a una profundidad igual a dos veces su tamaño. La única excepción es la dalia, la que tendrás que plantar de tal manera que el viejo tallo sobresalga justo del suelo. Aunque los bulbos de verano no les agrada la humedad excesiva, a veces pueden tener problemas con las temporadas secas. Por eso recomendamos que se las riegue regularmente.

Compartir esta página:
To Noticias